El linfoma intestinal en los perros

June 1

El linfoma intestinal en los perros


En los perros, el sistema linfático contiene tanto los ganglios linfáticos y los vasos. Estos se extienden por todo el cuerpo canino en muchas áreas diferentes, incluyendo, pero no limitado a, las axilas, el cuello, el tracto gastrointestinal y el área de la ingle. El sistema linfático es parte del sistema inmune y es importante para luchar contra la enfermedad o enfermedad. El linfoma puede ocurrir en cualquier lugar en un cuerpo canino, incluyendo los intestinos.

Ubicación

linfoma intestinal puede afectar a cualquiera de los intestinos superiores o en el intestino grueso. También puede ocurrir como un cáncer secundario que se ha producido después de la propagación de las células de cáncer a través del sistema linfático de otras áreas en el cuerpo tal como el tracto gastrointestinal. Esto incluye el estómago, los nodos hígado y otros ganglios o los vasos linfáticos.

Los síntomas

Los síntomas del linfoma intestinal canino pueden variar de un perro a otro. Muchas veces el perro afectado sufre de cambios en el apetito, incluyendo una total falta de apetito. Este cambio puede conducir a la desnutrición, lo que resulta en la pérdida de peso y una disminución general de la salud para el perro afectado. Muchos perros también experimentan vómitos o diarrea, dependiendo de la localización exacta del linfoma. Al igual que con cualquier tipo de cáncer, puede notar ciertos cambios de comportamiento, como depresión o aletargamiento.

Diagnóstico

Se necesitan varias pruebas para confirmar el diagnóstico de linfoma intestinal canino. Aparte de un examen físico, el perro se someterá a una aspiración con aguja fina de la zona afectada. El veterinario tomará muestras y analizarlas bajo un microscopio para identificar las células o buscar otros problemas de salud, tales como bacterias, que pueden estar causando los síntomas. Además, el perro también puede tener que someterse a biopsias adicionales para determinar si el cáncer se ha diseminado a otras áreas de su cuerpo.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento para el linfoma intestinal en un perro incluyen la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia. Si el tumor es accesible, la extirpación quirúrgica puede ser una opción. La quimioterapia, junto con radioterapia, puede ser una mejor opción. Afortunadamente, la quimioterapia parece ser un tratamiento extremadamente eficaz contra el linfoma en los caninos. linfoma intestinal también puede beneficiarse de la mejora de la nutrición. Por ejemplo, los alimentos que son más altos en proteínas y ácidos grasos Omega 3 son ideales para los perros que sufren de alguna forma de linfoma.

Pronóstico

Muchos propietarios son aliviados al saber que los linfomas de cualquier tipo tienen una alta tasa de remisión y supervivencia. Según un artículo publicado por el Dr. Kimberly Cronin Lugar de mascotas, hasta el 90 por ciento de los perros que reciben el tratamiento adecuado en remisión y sobrevivir por un año adicional. Mientras tanto, hasta un 15 por ciento de estos perros seguirá viviendo durante dos o más años adicionales.


© 2019 stguitars.com | Contact us: webmaster# stguitars.com