Signos y síntomas de problemas renales en un perro macho Bull

January 17

Signos y síntomas de problemas renales en un perro macho Bull


Los signos y síntomas de problemas renales en un dogo o cualquier raza de perro deben ser consideradas graves y requieren atención urgente por parte de un veterinario. Los primeros signos de un propietario normalmente avisos son los cambios en los hábitos de consumo de alcohol para orinar o del perro. Un examen, análisis de orina y de sangre serán necesarios para determinar la causa de estos cambios.

Aumento de la sed

Uno de los primeros y más notables síntomas de problemas renales aumenta la sed. Los propietarios se dará cuenta de cuencos de agua vacías, y el perro se pueden buscar de forma activa por el agua. Si usted sospecha que su perro está bebiendo más, tener todas las fuentes de agua visible y quizá medir la cantidad de agua que se consume. Un perro con problemas renales sospechosas aumentará su consumo de agua ya que el problema se hace más grave.

Frecuente o necesidad urgente de orinar

micción frecuente puede ser otra señal temprana de problemas renales. Este aumento es a veces confundido con comportamientos típicos de marcado cuando un perro macho está involucrado. Los perros con un problema renal normalmente exhiben síntomas de una necesidad urgente de orinar en conjunción con frecuencia. Con éxito los perros domesticados pueden comenzar a tener accidentes en la casa debido a esta necesidad urgente de orinar. Puede ser más difícil de notar cambios en los hábitos urinarios en un perro que no es todavía domesticados o pasa la mayor parte de su tiempo al aire libre.

Los cambios en el color de la orina

La tercera señal de un perro con problemas renales es un cambio visible en el color de la orina. Riñones que ya no están funcionando correctamente no se pueden concentrar la orina. La orina producida es más de un color claro en vez de un color amarillo normal. Los perros también pueden tener sangre en la orina. Esto es fácil de ver si su perro se orina normalmente en el cemento u otras superficies de color claro. Sangre en la orina requiere atención veterinaria inmediata.

Otros cambios físicos

Un bulldog que tiene problemas de riñón puede ser letárgico o sea sensible en la zona de los riñones. Habrá una disminución en el apetito, así como vómitos o diarrea. La micción puede llegar a ser dolorosa. Esfuerzo para producir orina, una vez que una corriente es completa, no es infrecuente. las encías del perro y otras membranas mucosas pueden estar pálidos o exhibir una tonalidad amarilla.


© 2022 stguitars.com | Contact us: webmaster# stguitars.com